lunes, 23 de marzo de 2015

A 140 años del primer gol "olímpico" del fútbol mundial


Buenos Aires, 16 de marzo (Télam, especial, por Jorge Gallego*)

Todo el mundo, al menos en gran parte de América, asocia al gol olímpico con el que marcó Cesáreo Onzari en 1924, en ocasión de un partido entre Argentina y Uruguay. Y ese hecho histórico sucedió después que la Internacional Board permitió el gol directo desde el tiro de esquina. Pero unos meses antes de su prohibición, en 1875, hubo un gol de esos imposibles, casi desconocido para la mayor parte del planeta. El 28 de febrero de 1872 la F. Association adoptó el tiro de esquina, texto parcial: "(?) Cuando la pelota es lanzada detrás de la línea de gol por cualquier jugador del bando al que la línea de gol pertenece, un jugador del bando opuesto podrá efectuar un tiro desde la bandera de esquina más cercana (?)". La nueva Regla 7 no mencionó la imposibilidad de marcar goles por esa vía? Sin embargo, la siguiente modificación se produjo el 24 de febrero de 1875, nueva Regla 12: ?En ningún caso un gol podrá ser logrado por un tiro libre, ni ningún ejecutor podrá tocar la pelota por segunda vez, antes que lo haya hecho otro jugador. El saque inicial y el tiro de esquina, serán tiros libres en el significado de la regla?. Regiría a partir de la temporada 1875/76 y significó la invalidez del gol directo de córner. El 13 de marzo de 1875 se convalidó un gol directo desde la esquina. Fue en la final de la cuarta edición de Copa (Inglaterra), entre Old Etonians FC y Royal Engineers FC, que empataron 1 a 1. Su autor, fue Alexander George Bonsor, de Old Etonians, a los 30 minutos del inicio. Una ráfaga de viento favoreció este gol. H.W. Renny-Tailyour empató enseguida. El árbitro fue Charles W.Alcock, quien había sido el ?inventor? de la Copa (1871) y, como jugador de The Wanderers, ganador del torneo (1871/2). La información del gol de A.G. Bonsor aparece en el libro ?The F. Association, 1863-1883 A Source Book?, de Tony Brown. Para conocer más detalles del tema, quien escribe estas líneas se contactó con el autor. Su respuesta fue inmediata. Envió datos de ?The Field?, ?The Sporting Life? y ?Bell´s Life? . Todos coincidieron en que fue un gol directo de córner. También que fue factor el viento, que descolocó al Mayor William Merriman, capitán y arquero del equipo militar. Fue la primera vez que una final de Copa necesitó de 30 minutos de alargue; al no alterarse el resultado se disputó un segundo partido el 16 de marzo. Royal Engineers , formado por oficiales del regimiento homónimo, ganó 2-0. Fue su único título copero. Los citados fueron los dos últimos cotejos en que se cambió de arcos después de cada gol. La anotación de Bonsor se produjo bajo la soga o cuerda: aún no se usaba el travesaño. A.G. Bonsor (1851-1907) fue ex alumno del colegio de Eton. Con The Wanderers FC, triunfado en las dos primeras Copas (1872 y 1873). Dos veces internacional inglés, señaló el segundo gol (1873) en ese historial. Inglaterra venció a Escocia 4 a 2, en el segundo juego entre ambos. Con referencia a su gol directo de tiro de esquina, es el único hallado entre 1872 y 75. Ignoraba que - entre esas fechas- este tipo de anotación fuese válida. A casi 50 años del gol de Bonsor, el fútbol estaba afirmado reglamentaria e institucionalmente. El 14 de junio de 1924, la International F.A. Board ?con el control de las Reglas desde 1886- rehabilitó la validez de los goles desde la esquina. El reglamento actual (punto 17) indica que: ?Un gol podrá ser logrado directo desde el corner, pero sólo contra el equipo oponente?. El 02 de octubre de 1924, en Sportivo Barracas, Argentina (Asociación Argentina) recibió a Uruguay (Asociación Uruguaya), coronada campeona olímpica en París, el 9 de junio. Existían dos Asociaciones en cada capital. A los 12 minutos, Cesáreo Juan Onzari, abrió la cuenta con un gol ?olímpico?; igualó Pedro Cea a los 30 m. y Domingo Tarasconi desniveló a los 57 minutos. Uruguay abandonó el campo a los 86 minutos. Argentina ganó 2-1. Habían jugado otro amistoso en Montevideo, el 21 de septiembre, e igualaron 1-1. Onzari anotó el gol argentino. El arquero del gol ?olímpico? fue Andrés Mazali. Arbitró el uruguayo Ricardo Vallarino quien fue jugador internacional 5 veces (1913/14) El capitán oriental, José Nasazzi, en notable gesto, permitió el cambio del santafesino Adolfo Celli, que sufrió fractura de pierna. Uruguay cerró el año triunfal, ganando la Copa América en Montevideo, el 2 de noviembre. Onzari (1903-B. Aires-1964) fue un notable wing izquierdo del Huracán (1921-1933). Se había iniciado en Sportivo Boedo (fundado en 1918). Fue campeón en 1921, 1922, 1925 y 1928, o sea que participó en todos los éxitos amateurs del ?Globo?. Registró 14 presencias en la Selección Nacional (1922-1924), con 5 goles. Aún amateur, en 1927 era vendedor en un local de calzado. En resumen, el gol de Cesáreo J. Onzari fue: el primero luego de la rehabilitación reglamentaria de 1924; el primero entre Selecciones Nacionales y el primero que recibió el nombre de ?Olímpico?. Pero el primero de la historia fue el gol de W.G. Bonsor, que está cumpliendo 140 años. * El autor es socio del Centro para la Investigación de la Historia del Fútbol (CIHF).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada