martes, 27 de octubre de 2015

A cien años del primer clásico oficial entre San Lorenzo y Huracán



Por Pablo Viviani (socio del CIHF).

Se cumplieron cien años del primer Boca-River y del primer Independiente-Racing, pero restaba aún el de otro clásico barrial histórico: Huracán y San Lorenzo. Es que la rivalidad entre 'Cuervos' y 'Quemeros' se hizo esperar y recién jugaron por primera vez en 1915, un sábado 24 de octubre, día en el que 'El Ciclón" se impuso 3-1.
Los dos clubes habían recorrido caminos distintos. Mientras Huracán se afiliaba a la Asociación en 1912, San Lorenzo se encontraba con un parate de actividades. Al otro año, cuando los 'azulgranas' se reorganizaron, lo hicieron sin temor a dar un paso en falso: decidieron afiliarse a la segunda división y barajar clubes para realizar confrontaciones. 
En diciembre de 1913 aparecía en los periódicos: ?El San Lorenzo de Almagro desea jugar un match amistoso con cualquier club de segunda división afiliado a la A.A.F, para el domingo 21 del corriente en field del aceptante, especialmente con el Club Atlético Huracán?. No hay pruebas de que se haya jugado la partida propuesta, más teniendo en cuenta que cuatro días después el 'Globito' jugaría la final por el ascenso a Primera. Pero no quedaban dudas de que estaba naciendo la rivalidad.
En 1914 no hay indicios de roce, pues Huracán actuaba en Primera y San Lorenzo, en Segunda. Pero el ascenso de los 'Gauchos de Boedo', tras derrotar al Honor y Patria, efectivizó la idea de que en la temporada siguiente se verían las caras. Fue más rápido de lo esperado, pues el primer día de abril se cruzaron amistosamente en la cancha que Huracán tenía en Chiclana y Avenida La Plata, en la que hizo valer su condición ante una gran concurrencia y se impuso tres a uno.
Todavía no había nada en forma oficial. El primer cotejo por los puntos entre se produjo recién el 24 de octubre de 1915 y tuvo como escenario el campo de Ferro, lejos de las callecitas del sur, pues el Ciclón no había conseguido aún los terrenos del Gasómetro. El mal tiempo reinante no favoreció a la concurrencia del público. 
San Lorenzo salió a la cancha con José Coll; Alberto Coll y José De Campo; Juan Monti, Federico Monti y Nicolás Romeo; Mariano Perazzo, Francisco Xarau, Alfredo Etchegaray, Cayetano Urio y Luis Gianella. Los dos clubes habían empezado mal el año y ambos estaban en mitad de tabla.
Huracán alistó esa tarde a Francisco Blanco (que después jugó en San Lorenzo); Agustín Alberti y Agustín Palacios; Juan Fontana, Mario Basadonne y Natalio Carabelli; Emeterio Acevedo, José Laguna, Donato Abbatángelo, Martín Salvarredi y Luis Caldera. Los blancos eran favoritos porque llevaban cuatro juegos sin perder por el campeonato, mientras que los 'azulgranas' venían de caer con Porteño.
El 'Globito' tuvo la iniciativa y poco antes de la media hora el ?Negro? Laguna abrió el marcador con un tiro que rozó en De Campo y salió alto y esquinado para meterse en la red defendida por Coll. Cuando el referí Ernesto Riello indicó el fin del entretiempo, nadie presagiaba aún el resultado del partido. En la segunda etapa, San Lorenzo lo dio vuelta con goles dos goles de Perazzo y uno de Xarau. 
Tanto el entusiasmo como las acciones malintencionadas abundaron durante todo el encuentro. Después del 3-1, el clima violento se encrudeció. El árbitro expulsó a Caldera y Palacios y Huracán terminó con nueve hombres. Tras la primera victoria, San Lorenzo mantuvo su supremacía y después de 100 años lleva 38 partidos de ventaja en la historia: 83 victorias contra 45 de Huracán, y 45 empates. Aunque eso es lo de menos porque cada encuentro es un desafío para ambos y porque los números son puramente anecdóticos en el clásico de barrio más grande del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada