martes, 24 de enero de 2017

Dejaron su huella en el fútbol: Abel Piva, el Toto.

Por Claudio Keblaitis, socio del CIHF.

Nació el 28 de octubre de 1969 en Rosario, pcia de Santa Fe. 
Falleció el 23 de enero de 2017 en la misma localidad. 

Defensor central iniciado en las inferiores de Argentino de Rosario donde fue un legítimo ídolo. Un gol suyo ante Defensores de Cambaceres el 23 de mayo de 1990 definió el ascenso de Argentino a la Primera B Metropolitana en la temporada 1989/90.

Llegó a Independiente en 1990 procedente de Argentino de Rosario a pedido de Jorge Solari. Debutó con la camiseta roja el 24 de febrero de 1991 bajo la dirección técnica de José Pastoriza ante Talleres (Córdoba) en la primera fecha del Clausura 1991. 2 a 1 fue el resultado. 

En diciembre de ese año 1991, enfrentando a San Lorenzo de Almagro sufre la ruptura del ligamento cruzado de la pierna izquierda, tras 9 meses de recuperación volvió a Reserva en 1992. Pedro Marchetta no lo tuvo en cuenta y quedó fuera del plantel de Primera. 

Jugó en la primera del Rojo de Avellaneda 15 partidos: 8 en el Clausura 91 y 7 en el Apertura 1991, marcando un solo gol (a Huracán, de cabeza, el 15/11/91).

En el receso de 1994 fue dejado libre de Independiente. En 1995 retornó a Argentino de Rosario donde completó 149 partidos.   

A su retiro ejerció la dirección técnica, de ADR en varias ocasiones. También fue directivo (presidió la SC de Fútbol).

fuentes: Memorias y Balances CAI; Revista El Orgullo Nacional (1987-2000); archivos propios. 

Imagen de la figurita del álbum "Fútbol 1992"
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada