domingo, 25 de enero de 2015

Corriendo de atrás, River solo pudo festejar una vez

Por Óscar Barnade (socio del C.I.H.F.).

Fútbol local.
Trece veces llegó siendo segundo a la última fecha. En 1932 celebró el título porque jugó un desempate ante Independiente, con "ayuda" de Racing.


Como hace 13 años y antes el mismo rival, Racing, River tiene una mínima chance de salir campeón. Corre de atrás. Necesita una mano ajena para festejar. Y los antecedentes no le resultan favorables. Fueron trece veces en la era profesional las que llegó a la última fecha como escolta, pero sólo una terminó festejando, no en la jornada final sino luego a través de un desempate. Las otras doce debió conformarse con el subcampeonato.
Resulta toda una curiosidad que cuando sucedió el milagro, fue Racing justamente el que le dio una mano. En 1932, el segundo torneo profesional, River llegó a la última fecha como escolta y a un punto de Independiente, que sumaba 50 unidades. En la jornada decisiva, River igualó 1-1 con San Lorenzo en el Gasómetro. Pero la gran sorpresa fue la victoria de Racing en el clásico de Avellaneda por 1-0. Entonces, al igualar la primera posición, debieron jugar un partido de desempate. El 20 de noviembre, en el mítico Gasómetro, River goleó 3-0, con goles de Bernabé Ferreyra, Carlos Peucelle y Ricardo Zatelli. Dos curiosidades de aquella consagración. Una, táctica. Peucelle, sabio en la cancha, recomendó profundizar la posición de Carlos Santamaría para contener al ala derecha roja conformada por Roberto Porta y Antonio Sastre. Fue una de las claves del éxito. La otra, estadística. El diario El Mundo presentó un cuadro con la lista de campeones, con Alumni a la cabeza, con 10, seguido por Racing, con 9.
Después de esa primera vez exitosa, River tuvo otras 12 posibilidades de arrebatarle el título al puntero. Pero nunca pudo. Sucedió en 1938 (Independiente), 1943 y 1944 (Boca), 1951 (Racing y Banfield fueron al desempate), 1960 (Independiente), 1962 (Boca), 1963 (Independiente), 1965 y 1969 Nacional (Boca), Apertura 92 (Boca), Clausura 2001 (San Lorenzo) y Apertura 2001 (Racing). Casi siempre ganó. Pero no alcanzó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada