jueves, 17 de noviembre de 2016

Los colores de camiseta

El 17 de noviembre de 2003 falleció, a los 66 años, el periodista Pedro Uzquiza. Vinculado por más de 30 años al periodismo deportivo, Pedro fue un apasionado también por la historia del fútbol y era un ferviente lector de los boletines del CIHF. Como pocos, supo contar la historia en formato periodístico. Habló de los grandes equipos del amateurismo y del profesionalismo, de la Selección, de las posiciones en el fútbol, del tango y otras yerbas. El boletín del CIHF eligió dos artículos que Pedro publicó a fines de 1997, esta nota sobre el origen de los colores de la camiseta. Vaya entonces nuestro recuerdo para él.
Por Pedro Uzquiza.
CAMISETA
El amor por los colores no se negocia. Los hinchas de fútbol sienten un estremecimiento especial cuando ven su camiseta. El origen de los colores de las camisetas está generalmente ligado a hechos culturales, fortuitos o, en muchos casos, a la decisión, hasta arbitraria, de algún dirigente o el propio fundador del club.
El hincha profesa una inigualable devoción por los colores de su club. Los exhibe con orgullo, aún en los momentos más comprometidos, cuando mostrarse con una camiseta puede poner en riesgo la vida. Para los boquenses no hay otros colores que el azul y oro. Por eso la reacción que provocó cuando le agregaron dos líneas horizontales blancas. O la actitud de un grupo de hinchas de Gimnasia y Esgrima La Plata que intimaron a los dirigentes porque quisieron agregarle otro color a los históricos.
Se sabe poco sobre los orígenes de los colores. Algunos estuvieron ligados a hechos sociales y culturales, otros a la casualidad y, en la mayor parte, a la decisión de los dirigentes. 
Quilmes surgió de la fusión de varios clubes ingleses que practicaron deportes desde el siglo pasado. Su color inicial fue blanco y después se agregó el azul. La primera camiseta de Rosario Central fue roja y blanca a grandes cuadros. Luego, blanca y azul también a cuadros. En 1904, cuando su nombre ya era Rosario Central, comenzó a usar la azul y amarilla a rayas verticales. Banfield tuvo tres casacas hasta adoptar la verdiblanca. La primera fue oro viejo y marrón; después, negra y azul a cuadros y, entre 1902 y 1903, roja y blanca a cuadros. La camiseta original de Gimnasia y Esgrima La Plata --que aún perdura--fue blanca con una franja horizontal azul.
Un grupo de jóvenes de la Boca decidieron fundar un club de la fusión de dos equipos: Santa Rosa y La Rosales. No se pusieron de acuerdo por el nuevo nombre: jugaron un partido y ganaron los que proponían River Plate. La elección de la camiseta fue más sencilla: usaron las camisas blancas de salir y les adosaron con alfileres una cinta roja en bandolera desde el hombro izquierdo. Después, adoptaron la roja y blanca a rayas verticales con un bastón negro más pequeño.
En 1903 nació Racing. La primera camiseta estaba diseñada con cuatro cuadros, dos rosas y dos celestes. Luego pasó a ser azul con una franja blanca. Finalmente, la albiceleste, con los que consiguió sus mejores glorias.
Isaac Newell y su esposa, fundaron el colegio Angloargentino, en Rosario. Cuando el matrimonio regresó a Europa, Claudio, el hijo, y los alumnos fundaron Newell’s Old Boys. Los colores fueron un reconocimiento a la pareja: se tomó un color de la bandera inglesa (rojo) y otro de la alemana (negro), la nacionalidad de doña Anna.
Un grupo de jóvenes seguidores de los lineamientos de Pietr Kropotkin, ideólogo ruso del anarquismo, fundaron un club en la Paternal. Propusieron llamarlo "Mártires de Chicago", pero finalmente se decidieron por Argentinos Juniors. Tras un par de partidos con una casaca verde y blanca, adoptaron --como no podía ser de otra manera-- una roja. 
Ferro Carril Oeste nació el 28 de julio de 1904 por el entusiasmo de los jefes y los empleados del ramal ferroviario (actualmente Sarmiento). Su cancha se ubicó en un terreno cedido por la empresa, donde estaba la quinta de doña Anita, cercana a la estación Caballito. Según crónicas de la primera época, la primera camiseta fue borravino y azul, como la del Aston Villa inglés. No está determinado si su camiseta "verdolaga" se adoptó por la bandera verde de los guardabarreras o por el color de las verduras de la quinta.
Emilio Bolinches, socio fundador y gran arquero de Atlanta, eligió el uniforme: pantalón azul marino y camiseta a rayas verticales azul y amarillo.
En 1905 aparecieron dos grandes del fútbol nacional: Boca e Independiente. Un grupo de cadetes de la tienda Ciudad de Londres, cercana a la Plaza de Mayo, se rebeló porque no los dejaban jugar en el equipo de fútbol del comercio. Decidieron llamarse Independiente. La primera camiseta fue blanca con vivos azules. Pero el Nottingham Forest pasó por Buenos Aires y los jóvenes se sintieron impactados por la casaca roja del equipo inglés y la adoptaron definitivamente.
Boca tuvo su acta de fundación en un banco de la Plaza Solís. El primer intento de designar los colores pasó por el blanco y negro y el rosa. Hasta que Juan Brichetto vio un barco anclado en la Dársena Sud con la bandera sueca (azul y amarillo). La propuso en una reunión de comisión directiva y los colores fueron aceptados por unanimidad.
El 25 de mayo de 1905 un grupo de jóvenes de la Recoleta, luego de acertar al potrillo Gay Simón en el Hipódromo Nacional, decidieron formar un club con el dinero ganado en la apuesta. Querían ponerle el nombre del animal, pero finalmente optaron por Platense, el stud del caballo ganador y adoptaron los colores blanco con una franja marrón como la chaquetilla de la caballeriza.
Chacarita fue fundado por los afiliados de un comité socialista (Álvarez Thomas y Teodoro García), la mayoría empleados del cementerio. Pintaron el local con los colores rojo y negro. Pero el cura de la iglesia protestó y los muchachos izquierdistas se avinieron a colocarle una franja blanca.
Estudiantes de La Plata adoptó los colores del legendario Alumni, como después lo harían varias instituciones (Talleres de Escalada, Instituto de Córdoba, San Martín de Tucumán, Unión de Santa Fe, entre otros). En 1907, varios pibes de la barriada fundaron los Forzosos de Almagro. Luego de un tiempo, y tras una desgracia en la perdió la vida un chico por jugar en la calle arrollado por un tranvía, el padre Lorenzo Massa les ofreció jugar en la parroquia. Así nació San Lorenzo de Almagro. El primer color de la camiseta fue borravino con puños y cuellos blancos. En 1909 se convirtió en la tradicional azul y granate.
Huracán fue fundado por alumnos del Colegio Luppi, del barrio de Pompeya. El primer nombre fue Verde Esperanza y Nunca Pierde. La primera camiseta tuvo ese color. Después, lo bautizaron Huracán y la cambiaron por el blanco con el globo rojo, en homenaje a Jorge Newbery.
La idea de fundar Vélez Sarsfield fue de un grupo de jóvenes que para protegerse de la lluvia en los partidos callejeros se refugiaban en el túnel de la estación Floresta del Ferrocarril Oeste. La primera camiseta fue blanca y luego una azul, pero en 1913 adoptaron los colores de la bandera italiana: tricolor a rayas rojas, verdes y blancas. Años después, decidieron renovar el vestuario y un tendero del barrio les ofreció a buen precio un equipo blanco con una V azulada, que habían encargado jugadores de rugby y que nunca retiraron. 
Lanús nació en 1915. Uno de sus fundadores, el arquitecto Carlos Pointis, fue designado para escoger los colores. Eligió el granate del Pontevedra de España, que aún se mantiene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada