sábado, 24 de septiembre de 2016

El fútbol profesional argentino: sus primeros campeones

El 18 de mayo de 1931 se fundó la profesional Liga Argentina de Football. Pese a la creencia popular de que Boca fue el primer campeón profesional del fútbol argentino, el CIHF sigue derribando mitos. El autor de la nota revela la secuencia de títulos que se dio en 1931, en el que Gimnasia y Esgrima de Santa Fe dio la vuelta en octubre, convirtiéndose así en el pionero de las vueltas olímpicas del fútbol rentado.


Por Jorge Gallego (Buenos Aires, Argentina), socio del CIHF.


Deseamos aclarar un tema que por mucho tiempo pasó inadvertido: ¿Quiénes fueron sus primeros campeones?


La disidente Liga Santafesina de Football, fundada el 24 de junio de 1931, hizo disputar su primer campeonato, que tuvo carácter profesional, con seis clubes. Ellos fueron Colón, Unión, Gimnasia y Esgrima, Brown, todos de la Capital, y Atlético de Rafaela. 


El campeonato comenzó el 20 de julio y finalizó el 18 de octubre, en esta última fecha, Gimnasia, apodado “Los pistoleros de Ciudadela”, derrotó a Colón 1-0 y se consagró campeón invicto. Su alineación más frecuente era la siguiente: Alfredo Mors; Rafael Amadei, E. Gómez, J. Lebron, Joaquín Valdez, J. Juárez; Gabriel Magna, Oscar Salas, Tomás Loyarte, Genaro Canteli y Enrique “Chueco” García. Evidentemente el ataque era el punto fuerte del equipo. Además de los jugadores ya citados, surgieron de Gimnasia y Esgrima años más tarde José Belarmino Canteli, Juan Carlos Sobrero y el inolvidable René Alejandro Pontoni. En síntesis, Gimnasia fue el ganador del primer campeonato profesional del país, finalizado el 18 de octubre de 1931.


La también disidente Asociación Rosarina (fundada el 22 de junio de 1931) organizó el primer torneo profesional en su ciudad. Lo disputaron nueve clubes: Newell’s, Central, Central Córdoba, Belgrano, Nacional (hoy Argentino), Tiro Federal, Provincial, Washington y Sparta. El 22 de noviembre, Newell’s empató 1-1 con Washington y se aseguró el título. Formó ese día con Gerónimo Díaz, I. Bureu, Fermín Lecea; Alfredo Chabrolín, A. Díaz, Julián Sosa; Agustín Peruch, Napoleón Seghini, J. González, M. Azurmendi y Pedro Galimberti. Newell’s fue el primer campeón rosarino profesional y el segundo en el país. 


Buenos Aires fue la ciudad en donde comenzó la “rebelión profesional”. Su Liga Argentina de Football quedó organizada el 18 de mayo de 1931. Con 18 clubes comenzó el campeonato el 31 del mismo mes (primer torneo profesional iniciado en el país). El mismo se extendió hasta el 6 de enero de 1932, coronando campeón a Boca. En consecuencia, Boca fue el tercer campeón de primera división en el orden nacional y, por supuesto, el primer campeón profesional porteño.


El primer partido profesional en el país y otros comentarios.


Fueron dos escuadras británicas, Everton de Liverpool y el londinense Tottenham Hotspour, las que iniciaron, en un partido amisto, el historial de enfrentamientos profesionales en Argentina. Ésta es la síntesis de ese juego “pionero”, que se disputó el domingo 6 de junio de 1909 en la cancha de la Sociedad Sportiva Argentina de Palermo y que terminó igualado en dos tantos.


Everton: C. A. Berry; R. Balmer, J. Maconnachie; W. Harris, J. H. Taylor (capitán), H. Adamson; T. Jones, W. Lacey; B. Freeman, W. Shite y H. Montford. 
Tottenham: F. Boreham; F. Wilkes, E.Coquet; D. Mc Farlane, D. Steel (capitán), W. Bull; H. Middlemiss, D. Clarke, W. Tull, W. Minter y J. Curtis. Goles: PT, 5m Balmer, 41m Tull. ST: 10m Clarke, 25 Freeman. Árbitro: William Leslie (Quilmes). Público: 8.000.


En el partido hubo figuradas destacadas. Bert Freeman, fue un famoso goleador (38 goles en la temporada 1908-09) y varias veces internacional. W. Tull, joven de promisorio futuro, a sus cualidades añadía un par de “extras”. Era el único jugador amateur de su equipo y uno de los primeros elementos de raza negra que se conocieron aquí. 


Los equipos volvieron a enfrentarse el 19 de junio y Everton ganó 4-0. Ambos vencieron en todas sus presentaciones contra elencos locales. 


Ahora, ¿eran realmente famosos en su país?


Everton lleva el nombre del barrio del Liverpool donde fue fundado en 1878. Miembro inicial de la Liga Profesional (1888), había triunfado en este torneo en 1890-91, con cinco segundos puestos, incluyendo el año de su visita (1908-09). En la copa había sido finalista en cuatro ocasiones, triunfando en 1906.


El historial de Tottenham Hotspur, fundado en 1882, era mucho más modesto que el de su compañero de viaje. Su ingreso al profesionalismo se produjo en 1895. Su triunfo más destacado fue la Copa de 1901. Fue la única vez en el largo historial de este certamen que el ganador no pertenecía a la Liga Mayor. Su ingreso se concretó en 1907 y los “Spurs” debutaron en Buenos Aires como flamantes ascendidos a la Primera División de Inglaterra.


Estos dos clubes no fueron los primeros profesionales ingleses que nos visitaron. Fueron antecedidos por Southampton en 1904 y Nottingham Forest al año siguiente. 


No fueron vencidos por representaciones locales. Al enterarnos de las cifras que por esa época tenía la Football Association inglesa, nos damos cuenta que los triunfos rioplatenses eran casi imposibles. 

¡Ah, las cifras! Al comienzo del siglo XX los ingleses contaban con 16.000 clubes afiliados, estaban registrados más de 300.000 jugadores, 6.000 de ellos profesionales. Abismal diferencia que con el paso del tiempo se iría estrechando.


Imagen de Enrique “Chueco” García de la revista El Gráfico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada