viernes, 21 de octubre de 2016

La época gloriosa de Instituto

¿Sabía usted por qué a Instituto le dicen La Gloria? Seguramente, después de esta breve historia que nos envía desde Córdoba el autor de la nota, tendrá la respuesta. Quiénes eran “los gloriosos”, el mejor equipo en la historia del club, los jugadores que el club aportó al fútbol profesional, amistosos inolvidables y los hinchas más famosos de La Gloria.
 Por Gastón Oller (Córdoba, Argentina), especial para el CIHF.

El 8 de agosto de 1918 es la fecha de fundación del club. Uno de los jugadores más famosos fue Félix Pacheco, el último integrante del “glorioso” que pasó a la eternidad, el equipo que le diera para siempre su apodo. Pacheco es uno de los jugadores cordobeses con más presencias con la camiseta de San Lorenzo. Era back derecho, habitualmente jugaba en pareja con José Fossa. Don Félix llegó a San Lorenzo con los comienzos del profesionalismo, en 1931, y jugó 129 partidos hasta 1935; en 1936 culminó su carrera en Platense, actuando en 2 partidos. Se hizo famoso en el equipo campeón cordobés de Instituto, entre 1925 y 1928. 

El glorioso inolvidable

Nos remontamos a un 19 de setiembre de 1925, cuando por el campeonato oficial de fútbol de la Liga Cordobesa se enfrentaron Audax Córdoba 1 – Instituto 1 (Pedrotti, de penal). Instituto formó con: Tapia: Ortiz y Rosales; Saldaño, Devoto y Sosa; Cepeda, Monteros, Benavídez, Moyano y Pedrotti. Anteriormente Instituto le había ganado a Alem 1 a 0, a Nacional 2 a 1, a Belgrano 2 a 1 y a Talleres 1 a 0. El último cotejo lo jugó con Escuela Presidente Roca y venció 2 a 0 (Lizondo y Cepeda). El equipo formó con Tapia: Ortiz y Capitanelli; Saldaño, Devoto y Sosa; Cepeda, Lizondo, Zárate, Monteros y Pedrotti. Resultó campeón invicto de 1925, con 5 victorias y 1 empate.

Año 1926
En el año 1926 al llegar a la 13a. fecha se hallaba a 5 puntos de Talleres, pero con 3 partidos menos disputados, con motivo de que tres de sus mejores jugadores integraron un seleccionado argentino. Estaban de gira en Brasil, Pedro Ortiz, Roberto Devoto y Bernardo Fernández. Instituto tenía 17 puntos, producto de 7 triunfos y 3 empates y debía realizar 4 partidos de sumo riesgo. Sin embargo los resolvió así, con Nacional 1 a 0, gol de Zárate; con Talleres 1 a 0, gol de Devoto; con Audax 3 a 2, Pedrotti -2- y Bárzola; y ya el 10 de enero de 1927, frente a Belgrano 3 a 0, Devoto -2- y Pedrotti. Formando de esta forma: Tapia: Ortiz y Saldaño; Castañares, Devoto y Sosa; Cepeda, Bernardo Fernández, Lizondo, Bárzola y Pedrotti. Una campaña sin derrotas, segundo campeonato al hilo del team de Alta Córdoba y se comienza a amasar una historia inolvidable dentro de nuestro fútbol.

El tercer título
Instituto obtiene también el campeonato de 1927. Lo juega junto con Talleres, Belgrano, Audax Córdoba, Nacional, Juniors, Universitario, Escuela Presidente Roca y Alem. El 16 de Octubre de 1927 superó a Juniors 3 a 2, con dos goles de Lizondo y uno de Roberto Devoto. Jugaron Gauna: Ortiz y Pacheco; Saldaño, Devoto y Castañares; Cepeda, Lizondo, Benavídez, Monteros y Pedrotti. Luego batió 4 a 0 a Universitario con goles de Lizondo, Devoto, Bernardo Fernández y Pedrotti, y a Audax Córdoba 2 a 0, goles de Bernardo Fernández y José María Lizondo. 
El equipo llega igualado en el primer puesto con Talleres con similares campañas. En 16 cotejos ganó, 10 empató 5 y perdió 1, marcando 39 goles a favor y 17 en contra. La campaña completa fue esta.

Escuela Presidente Roca, 2-1 y 4-0.
Alem, 4-1 y 3-0.
Universitario, 3-0 y 4-0.
Audax Córdoba, 1-0 y 2-0.
Juniors, 2-2 y 3-2.
Belgrano, 2-2 y 3-2.
Talleres, 0-0 y 2-2.
Nacional, 1-2 y 3-3. 

El cotejo desempate se jugó el 6-11-1927, en cancha de la Liga (hoy Parque Sarmiento) y los cuadros formaron así: 

INSTITUTO: Gauna: Ortiz y Pacheco; Saldaño, Devoto y Castañares; Cepeda, Lizondo, Zárate, B Fernández y Pedrotti. 
TALLERES: Paolucci: Olariaga y Ponce; Videla, Gonzàlez y Fernández; Maldonado, Gallardo, Salvatelli, Sánchez y García Torres.
Goles de Instituto: Zárate, Pedrotti, Devoto y Cepeda. De Talleres: Gallardo. 

Instituto fue campeón por tercera vez consecutiva.

El cuarto título, el más fácil

Por varios puntos alcanzó el cuaterno Instituto, al ganar el título en 1928. Superó por 7 puntos al segundo en la tabla. Fue el cetro que conquistó con mayor facilidad dentro de ese ciclo de gloria. En aquel certamen toman parte también Talleres, Belgrano, Los Andes, Escuela Presidente Roca, Audax Córdoba, Nacional, Juniors y Universitario. El 7-10-1928 derrotó a Belgrano 4 a 0, con goles de Cepeda, Fernández, Pedrotti y Castañares. Dos semanas después realizó el último partido de la temporada oficial debiendo conformarse con un empate frente a Talleres 1 a 1, el gol lo hizo Pedrotti y el campeón formó así: Bunzti: Ortiz y Pacheco; Saldaño, Castañares y Bonaiutti; Lizondo, Zárate, Benavídez, B. Fernández y Pedrotti. 

De 16 partidos obtuvo la victoria en 14, empató 1 y perdió el restante. Talleres ese año le arrebató los únicos 3 puntos. Fue un gran año el del 1928.

Pero “los gloriosos” si bien no salían mucho a mostrar su fútbol tuvo, destacadas victorias ante encumbrados teams de la época. Sus actuaciones causaban admiración en todas partes donde se presentaban. Newell’s Old Boys, en 1927, logró lo que parecía imposible: le ganó 6 a 3 en Córdoba, pero en la revancha Instituto le ganó en Rosario 4 a 2. En 1928, contra Central Córdoba en Rosario y contando con el mítico Gabino Sosa, la “Gloria” le ganó 5 a 2. Además obtuvo la Copa Gath y Chaves batiendo a Talleres 4 a 1 el 13 de noviembre de 1928.

Los nombres de los jugadores del glorioso.
José María Lizondo, Pedro Saldaño, Manuel Zárate, Bernardo Fernández, Atilio Pedrotti, Rosendo Cepeda, Félix Pacheco, Pedro Ortiz, Roberto Gauna, Roberto Devoto, Miguel Monteros, Luis Castañares y Tomás Tapia.

Anécdota de esa época
En alguna oportunidad el ex presidente de la institución don Cornelio Fondovilla (en los períodos 1923-24, 1930, 1932 y 1937) contó que otro ex presidente don Atilio Corradori (1926-29 y 1931) tuvo una decisiva actuación en un partido. Allá por el 25 fue a jugar Instituto a Cruz del Eje y el delantero albirrojo, Miguel Monteros, eludió a varios rivales, al arquero y con el arco a su entera disposición se sentó sobre la pelota, despreciando el gol. El árbitro era Corradori y ordenó la expulsión de Monteros aplicando su autoridad en beneficio del espectáculo.

Y después del glorioso, ¿qué?

Con la sangría que significó la partida de varios de los mejores jugadores al puerto por el profesionalismo, o a otros destinos, La Gloria no formaría buenos equipos y hasta sufriría lo más negro de su historia, los descensos a Primera B de la Liga Cordobesa.
"Instituto, cuna de campeones"

Esta es la frase que los cordobeses usamos para cuando nuestros deportistas sobresalen. Los premios Cuna de Campeones que todos los años se le entrega al mejor deportista del año mantiene viva la llamita que encendieron grandes deportistas que hicieron historia. Por Instituto jugaron en distintas épocas algunos jugadores que siguieron brillando en Buenos Aires, Rosario y otras ciudades. Recordemos a algunos.

Benavídez, Julio: “el negro hormiga”. Centrodelantero. Tigre (1932-33, 37 partidos, 25 goles. Promedio de gol: 0,67), Boca (1934-35, 24 partidos, 11 goles. Promedio de gol: 0,45) y Atlanta (1937, 5 partidos, 2 goles. Promedio de gol: 0.40). Jugó 66 partidos, 38 goles. Promedio de gol: 0,57. Como técnico ascendió con Instituto, de Primera B en 1941 a Primera División en la Liga Cordobesa. Se alejó de Instituto en 1942 porque en una práctica golpeó a un arquero que se burló de un delantero al patear la pelota fuera del estadio.

Bartola, Raúl: Entreala derecho. San Lorenzo (1931). Jugó 1 partido.
Castañares, Luis: Half izquierdo. San Lorenzo (1931). Jugó 16 partidos, 1 gol. Primer jugador de importancia que trascendió a nivel provincial y nacional, nacido en Jesús María.

Fernández, Bernardo: Entreala derecho. De San Lorenzo (1932). Jugó 2 partidos.
Devoto, Rodolfo “la liebre”: Half derecho. De Vélez (1931-32, 29 partidos, 2 goles) y Platense (1932-33, 27 partidos). Jugó 56 partidos, 2 goles. 

Galíndez, José Manuel: Puntero derecho. De San Lorenzo (1931). Jugó 8 partidos, 3 goles.
Más adelante en el tiempo, Instituto exportó a grandes jugadores al fútbol nacional como:
La pareja de backs, Joaquín Dagatti y Federico Fatecchi, años después para River, que también adquirió a otro back de trayectoria y gran rendimiento como Lidorio Soria.
Fatecchi, Federico. Back izquierdo. River Plate (1936-38, 33 partidos), Atlanta (1939, 13 partidos) y Banfield (1940-43, 91 partidos). Jugó 137 partidos.

Dagatti, Joaquín: ex defensor de Instituto y Talleres, el pase era de River Plate, aunque no jugó oficialmente. También jugó para Juniors en 1942.

Otros notables fueron:
Torielli, Roberto: Puntero izquierdo. Platense (1941-47). Jugó 130 partidos, 40 goles. Promedio de gol: 0,30.

Cirico, Carlos José: Entreala izquierdo. De Estudiantes de La Plata (1938-44, 144 partidos, 46 goles. Promedio de gol: 0,31) y Newell’s (1944, 26 partidos, 12 goles. Promedio de gol: 0,46). Jugó 170 partidos, 58 goles. Promedio de gol: 0,34. Crack de notables condiciones y que luego brilló en México.
Arquero del 30 y pico

También los arqueros se fueron al fútbol de Primera División de la AFA. 

Ledesma, Ramón Atilio: Arquero. Estudiantes de LP (1938-39, 47 partidos), Huracán (1941-42, 16 partidos), Banfield (1943-44, 32 partidos) y Atlanta (1946-47, 10 partidos), jugó 105 partidos.
En el fútbol de ascenso jugó para Banfield, en 1945, un total de 38 partidos.

Y otros como Gabino Sosa, Humberto Próspero Merlo, Miguel Hugo Rivarola, Francisco Antonio Percello, Capitanelli, Evaristo Barrera, Florentino Vargas, Paz, Santiago Narvaja, Hugo Trucchia, Oreste Ezequiel Balverdi, Juan Carlos “la mona” Sánchez, José Luis Saldaño, Hugo Alberto Curioni, Osvaldo César Ardiles, Mario Alberto Kempes, Enrique Roberto Nieto, Enrique Corti, Arsenio Ramón Benítez, Oscar Alberto Dertycia, Fernando Nicolás Oliva, Diego Fernando Klimowicz, Claudio Romualdo Sarría, Daniel Angel Jiménez, etc, etc.

El glorioso derrotó a Los Profesores

Siempre se habla de partidos bisagra en la trayectoria de los clubes y de algunos jugadores. En 1929, Belgrano invitó a Estudiantes de La Plata para que actuara en un amistoso para inaugurar su cancha. Después los platenses se medirían con el tetracampeón cordobés Instituto, conocido como “el glorioso”. El equipo que en 1931 se lo conocería como “los profesores” se despachó con una goleada ante Belgrano por 6 a 1. Dos días después, el 17 de marzo, se midió con Instituto. Esta es la síntesis del partido. 

Cancha: Belgrano. Arbitro: Cirilo Carignano. La recaudación no se dio a conocer pero se colmaron las 6.000 localidades que estaban disponibles. 
Instituto: Gayol; Pedro Ortiz y Félix Pacheco; Luis Castañares, Bonayutti y Saldaño; Cepeda, José María Lizondo, Julio Benavídez, Bernardo Fernández y Raúl Bárzola.
Estudiantes: Eduardo Scandone: Keefe y Armando Nery; Croce, Francisco Pérez Escala y Alberto Viola; Miguel Ángel Lauri, Manuel Ferreira, Iturrieta, Alberto Máximo Zozaya y Alejandro Scopelli.
Goles: Luis Castañares y Lizondo. 

La original delantera de Los Profesores era, Miguel Ángel Lauri, Alejandro Scopelli, Alberto Máximo Zozaya, Manuel Ferreira y Enrique Guaita. En 1929, Estudiantes terminó en mitad de tabla de ese campeonato, pero en 1930 salió segundo detrás del campeón Boca Juniors y en 35 partidos hicieron 113 goles. Ya en el primer año del profesionalismo 1931, Estudiantes fue el equipo más goleador con 103 goles en 34 partidos. 

Hinchas famosos de Instituto

Cacho Buenaventura, Bruno Lábaque (basquetbolista de Atenas y la selección nacional), Sergio Zuliani (periodista de espectáculos de la cadena 3), Dr. Sabag (prestigioso médico cordobés), Fabián Gómez (alias Piñón Fijo), Gastón Muñoz (campeón mundial de pelota paleta) y el Chango Rodríguez (músico cordobés).
Fuentes: Diccionario ABC Olé, Diario Córdoba, Diario La Voz del Interior y Diario Los Principios.


Foto: Félix Pacheco con la camiseta de Instituto (del archivo del diario La Voz).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada